Semillas de uva y otras frutas buenas para la gastritis

frutas buenas  para la gastritis

Semillas de uva y otras frutas buenas para la gastritis

 

Casi todos hemos probado las uvas. Su sabor es muy suave, pero evitamos comer sus semillas. Es cierto que el sabor de las semillas es muy diferente al de las pulpas, pero esconden una gran cantidad de beneficios para tu cuerpo. La medicina natural y alternativa tiene mucho tiempo estudiando y curando síntomas con las semillas de la uva. De hecho, esta es una de las frutas buenas para la gastritis.

 

Las uvas son alimentos ricos en vitamina C, lo que es ideal para fortalecer el sistema inmune. Para los pacientes que sufren de gastritis de origen infeccioso o bacteriano, el consumo de esta fruta puede fortalecer su sistema inmune. Contiene altas cantidades de vitamina K que ayuda al crecimiento y desarrollo porque fomenta la fricción de tejidos. Si buscas vitamina A, también puede ser una buena opción porque ayuda a mejorar la salud visual.

 

¿La uva es una de las frutas buenas para la gastritis?

 

Lo mejor de las uvas, es que sus beneficios son muy similares y puedes obtenerlo tanto si prefieres las uvas verdes o las moradas. Específicamente las semillas, están enriquecidas con fenólicos, tocoferol y proantocianidinas, que son antioxidantes muy efectivos. Estas son las sustancias que protegen a nuestro cuerpo de los radicales libres, bacterias y potencian el efecto de varias vitaminas.

 

Un beneficio para nuestro organismo es que las semillas de las uvas nos protegen de la contaminación. Especialmente si eres fumador porque estas semillas son capaces de contrarrestar un poco los efectos del tabaco. Esto es algo especialmente importante para los fumadores pasivos. En el caso de las inflamaciones, este es uno de los beneficios más famosos de las semillas de uva. Las infusiones de estas semillas funcionan para la artritis, dermatitis, colitis, gastritis y las infecciones en la orina.

 

Ahora vamos a la pera.

 

Esta es una fruta muy popular por su sabor y textura, pero dentro de las peras hay todo un mundo de sustancias beneficiosas para la gastritis. Es una fruta buena para la gastritis porque ayuda a regular el aparato digestivo al tener mucha cantidad de vitamina A, B1, B2, B3 y C. También tiene una cantidad de fibra tolerable para las personas con gastritis.

 

Uno de los secretos más importantes es que funciona bien para el tipo de gastritis nerviosa. Este es un tipo de gastritis que está asociada a las condiciones de vida como estrés, nerviosismo o irritabilidad. Su efecto sobre el cerebro es capaz de estimular la serotonina y la dopamina, los neurotransmisores que se encargan de generar confort, tranquilidad y felicidad.

 

La papaya una de las frutas buenas para la gastritis

 

Esta fruta no es una sorpresa en esta lista porque es una de las más famosas por sus beneficios para todo el aparato digestivo. Debido a que está fruta es uno de los mejores aliados para la digestión, es capaz de ayudar a los pacientes con gastritis. Es una fruta rica en A, B1, B2 y C. Entre los minerales que cuenta están el magnesio, potasio y hierro.

 

No solo te puede ayudar con la gastritis generada por la infección de la bacteria Helicobacter pylori, sino que también ayuda a fortalecer el sistema inmune. Esto hace que la bacteria tenga muchas más dificultades para infectar el aparato digestivo. Además de ser deliciosa, económica (en algunos casos) y buena para la gastritis, puedes usarla en diferentes preparaciones.

 

Manzanas para la gastritis.

 

Si encuentras frutas con alta cantidad de pectina, no lo dudes, estas son las que tienes que traer a casa. Es el caso de la manzana que al digerirse, se mezcla con el agua y crea una especie de gel protector que funciona como barrera para las irritaciones de la mucosa gástrica. En el caso de las manzanas, te recomendamos hervirlas porque su digestión es más fácil. Además, está textura hace que la pectina se libere con más facilidad en el estómago.

 

Coco

 

Esta es una fruta que podemos llamar de los extremos. O la amas o la odias, pero si eres del team coco, te recomendamos que la consumas a menudo para mejorar los síntomas de la gastritis. Debido a que es rica en magnesio, puede ayudar con la sensación de pesadez en el estómago. El fósforo, el potasio y la fibra que también contiene ayuda a optimizar todo el proceso digestivo. Gracias a la fibra que tiene, puede causar un ligero efecto laxante que es muy interesante para los órganos de la zona baja del abdomen. También es antiséptico, antibacteriano y ayuda a mejorar el tránsito intestinal y la limpieza y depuración de nuestro cuerpo. Por estas bondades, también puede luchar contra las infecciones del sistema digestivo. Si el origen de tu gastritis es bacteriano, está fruta seguro que te va a ayudar.

 

Plátano

 

Al igual que el coco, el plátano tiene la capacidad de causar un ligero efecto laxante, gracias a que es un alimento rico en fibra. Para una dieta con frutas buenas para la gastritis se recomienda como acompañamiento al tratamiento farmacológico porque ayuda  a que el paciente tenga una sensación de alivio. En el caso de los pacientes con gastritis, se recuerda que el plátano está maduro porque los que están verdes o no tan maduros pueden ser más difíciles de digerir.

 

Melocotón o durazno

 

Aparte de su efecto laxante, también tienen propiedades diuréticas, lo que hace al durazno una fruta ideal para los pacientes con gastritis. Es así como ayuda a combatir las infecciones o bacterias. Esta es una fruta muy fácil de digerir y es de mucha ayuda para el hígado. Recuerda está y todas las frutas altas en fibra deben ser comidas progresivamente. Hay que recordar que aunque son ideales para aportar nutrientes y ayudar al sistema inmune, su consumo excesivo puede conllevar diarreas.

 

Nísperos

 

Esta es otra de las frutas buena para la gastritis. Contienen betacarotenos y sustancias que causan un efecto astringente y fortalecen la mucosa gástrica. Ayuda a disminuir la diarrea que se puede producir como síntoma de una gastritis 

 

Recuerda que todas las frutas deben ser consumidas cuando están maduras, de lo contrario pueden resultar indigestas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir